DESCRIPCION DEL RECORRIDO


Salimos de la localidad hacia Incinillas por la CL-629, 5,6 Km de buen firme, en esta localidad tomamos el cruce hacia el Valle de Manzanedo donde circularemos durante 12,7 Km junto al rio Ebro, llegaremos a un cruce donde giramos a la derecha tomando la BU-V-5746 dirección a Hoz de Arreba, donde después de 23,6 Km desde nuestra salida comenzaremos la ascensión al Alto de Hoz De Arreba, 3,6 Km de suave ascensión donde se alcanzan los 909 m de altitud, desde donde descenderemos hasta Soncillo donde  giramos a nuestra izquierda por la N-232 hasta llegar al cruce de Cabañas de Virtus Km. 35,5.

 

Tomamos cruce a la derecha y comenzamos a rodar sobre la BU-574, con un asfalto que podemos catalogar de aceptable/bueno, iniciamos una larga subida muy suave, con porcentajes que oscilan del 2% al 3%, transcurridos los 3 primeros kms, el asfalto mejora de nuevo hasta catalogarlo de muy bueno, rodaremos con precaución ya que la carretera es relativamente estrecha y aunque la ausencia de tráfico es prácticamente total, suele haber ganado suelto por las faldas de la Matanela que así se llama el puerto que estamos subiendo, el cual discurre paralelo al famoso puerto del Escudo . Mientras ascendemos podemos girar la vista a la izquierda y divisamos el Embalse del Ebro, serpenteado por la carretera de Corconte que se adentra hacia Campóo.

 

 

Cortesía de: www.altimetrias.com

En el Km.46,5 coronamos La Matanela sobre una altitud de 1005 mts, traspasamos la línea divisoria y empezamos a rodar por la Comunidad Autónoma de Cantabria

Iniciamos un largo y muy peligroso descenso de 14 Kms. hasta 200 mts sobre el nivel del mar por las tierras de Cantabria, la carretera estrecha, sinuosa y sin trafico, tiene un asfalto excelente que nos invita a correr. Los que nos conocemos muy bien este descenso sabemos del gran peligro que entraña, hay muchas curvas sombrías con el asfalto deslizante, te ves metido en ellas repentinamente y no admiten corrección de trazada.., sinceramente os aconsejo dejar rodar la bicicleta con suavidad, tacto en los frenos y disfrutar del impresionante panorama que nos presenta la maravillosa Vega de Pas.

En el Km.50, pasaremos por delante del bonito pueblo de San Pedro del Romeral , anclado en la falda de la montaña y que es el nombre de referencia para todo este maravilloso valle.

Continuando por el excelente asfalto de la CA-633, llegamos al cruce de Hornedillo Km.60 de la marcha, lo tomamos a la derecha para rodar 3,5 Kms llanos y asfalto perfecto por la CA-263, el calor empezará a hacer aparición, este tramo de carretera es un túnel perfecto de arboleda, cuya sombra nos servirá para tomarnos un respiro antes de acometer uno de los tres puertos de la prueba.

+En el maravilloso pueblo de la Vega de Pas , tomamos cruce a la izquierda por la CA-262 y tras unos cientos de metros comenzamos el ascenso al puerto de La Braguía en el Km.64 de la prueba. Son 7 kms de subida, por carretera ancha y perfectamente asfaltada, no tiene grandes pendientes, entre 4% y 6%, (5,4% de media)pero son mantenidas sin descansos y se hace bastante incómodo, aunque nos encontremos con fuerzas es recomendable no derrochar muchas energías ya que quedan por subir dos puertos aún peores siendo el último el de mayor dificultad.

En el Km.70,5 coronamos la Braguía (720 mts) , y en un cómodo y amplio ensanchamiento de la carretera estará situado el Avituallamiento Principal, sólido y líquido. No deberemos pasarlo de largo ya que tras el descenso comienza inmediatamente la segunda dificultad montañosa de la jornada y sino estamos debidamente alimentados podríamos sufrir una pájara y no terminar la prueba.

Dependerá de la media empleada la hora de paso por la Braguía, pero será muy cerca de las 11:00h de la mañana y es muy probable que el calor empiece a notarse, por tanto insistimos en aconsejar un buen avituallamiento, ya que no volvemos a disponer de alimento hasta coronado el siguiente puerto y una deshidratación subiendo el Campillo sería fatal.

Cortesía de: www.altimetrias.com

Comenzamos pues un descenso peligroso, de 8 kms aproximadamente esgrimiendo los mismos motivos que en el anterior, carretera relativamente estrecha, curvas acusadas y asfalto perfecto, mejor admirar el increíble valle del Pisueña, que engranar el “12”

Pocos metros antes de llegar a Selaya, Km.78,5 y sin poder catar sus excelentes Sobaos y Quesadas, tomaremos cruce a la derecha por la CA-260 y comenzamos la subida del Campillo , nos enfrentamos a 10 kms de dura subida de 6,7% de media, por una carretera nueva, ancha y en perfecto estado, lo que hace que la subida no aparente la dureza que tiene, pero el desnivel es fuerte y constante, sin descansos que nos permitan recuperar, el calor acrecentará la dureza de esta subida.

 

En el Km.89, coronamos el alto del Campillo (900 mts) , deberemos hidratarnos adecuadamente en el Avituallamiento Líquido de esta cumbre y llenar nuestros bidones.

Iniciamos un excelente y rápido descenso, carretera ancha, soleada y sin peligro, salvo una curva de casi 90º a la derecha, a mitad de descenso perfectamente señalizada (¡ojo! recordadla...)

La bajada concluye en el cruce de San Roque de Riomiera en el Km.94 de la marcha. En este mismo punto comienza la ascensión al Portillo de Lunada (1350 mts) , el mas duro del recorrido, por varios motivos: 15 kms de ascensión, la carretera surca la ladera de

la montaña por una hoya al abrigo de los vientos, alta montaña carente de sombra y si el calor aprieta habrá que tomárselo con mucha tranquilidad ya que no corre una brizna de aire que nos alivie del astro rey y si a esto le añadimos que es nuestro único punto negro ya que el asfalto es muy malo se convierte en la máxima dificultad de nuestra prueba.

Llegados a este punto, estaremos con las fuerzas muy mermadas, cada uno impondrá el ritmo que pueda, no deberemos de olvidar hidratarnos durante la subida, nos ayudará a superar este puerto nuestro estado de ánimo, es el último, una vez coronado es objetivo cumplido, el sobrecogedor paisaje que se ofrece ante nuestros ojos durante toda la subida contribuirá a hacer más llevadera la ascensión.


Ya en la cumbre del Portillo de Lunada , Km.108, y con la satisfacción del deber cumplido, abandonamos la Bella Cantabria y regresamos a nuestra Tierra, iniciamos el merecido descenso, pero aún no podremos disfrutar del todo ya que el asfalto durante la bajada continúa siendo malo y en especial los 4 últimos kms del descenso catalogables de muy malos, aunque la carretera no ofrece dificultad en su trazado el estado del piso aconseja prudencia extrema ya que hay asfalto descarnado con gravilla suelta en algunas curvas, además existe la posibilidad de toparnos con ganado suelto..., por tanto rogamos máxima prudencia en este tramo, estará anunciado convenientemente con el clásico letrero de aviso. (Este tramo es único punto negro de nuestra marcha, aunque tenemos fundadas esperanzas que para el día de la prueba va a estar reparado, esperemos que así sea.)

Este pequeño infierno se nos hará muy llevadero, ya que terminado el descenso del Portillo de Lunada , nos encontramos en el Km.116, nos esperan los últimos 36 kms de excelente carretera, siempre en suave descenso y si sale viento será dominante a favor de la marcha, es el terreno ideal para formar pequeños grupos, que a relevos cortos rodarán muy rápido a pesar de nuestras mermadas fuerzas.

Cortesía de: www.altimetrias.com

Siguiendo por la BU-570 nos presentaremos en la famosa Villa de Espinosa de los Monteros, en el Km.124,5, tomamos cruce a la derecha, incorporándonos a la BU-526, con asfalto nuevo y excelente,a la salida de Espinosa por esta carretera nos encontramos con un pequeño repecho, que dadas las pocas fuerzas con las que contamos nos hará quitar el plato para recorrer unos 400 mts

Rodando suave., rápido y ligeramente en descenso, llegamos al cruce de Quintanilla del Rebollar , Km.132 del recorrido, y por fin tras tomar cruce a la izquierda, por la BU-562, acometemos los últimos 18 kms, por una carretera preciosa que bordea varios ríos, el Redondo, el Trema, el Arroyo del Molino y el Nela. Son unos kms finales preciosos, con asfalto impecable, pero relativamente estrecha y sin línea divisoria, además por la hora la que transitaremos es posible que haya un poco de tráfico, tiene un par de curvas muy peligrosas, cerradas y sin visibilidad, habrá que tomar especiales precauciones y rodar marcadamente por la derecha.

Por fin.., ¡enhorabuena!, acabas de concluir tu I Marcha Internacional Iñigo Cuesta, habrás hecho buenos amigos, amarás aun más la bicicleta y seguro que volverás el año próximo.

 

FELICIDADES